Tradición platera en México: Guanajuato

Guanajuato fue otro importante centro minero que nació durante la Colonia. De hecho, se cuenta que tuvo un descubrimiento azaroso.

Alrededor del año 1550, un grupo de peones que hacían el trayecto de Pachuca a Zacatecas, decidieron tomar un descanso a la mitad del camino, en la base de un cerro en Guanajuato. Reunieron unas cuantas piedras al azar para encender una fogata y calentar su comida, pero, al cabo de unos minutos, las piedras llegaron a su punto de fusión y comenzaron a derretirse. Ese día, el apetito de los hombres tuvo que esperar, pero, a cambio, la fortuna les había señalado dónde se encontraba una rica veta, que se le llamó veta de San Bernabé.

A partir de ese día comenzó la exploración de las tierras aledañas. Pronto se dieron cuenta que este yacimiento en cuestión, que hoy en día se le conoce como Veta Madre de Guanajuato, se extendía por varios kilómetros de longitud y que además de ser rico en plata contenía oro, cobre, plomo y zinc.

medalla-mexico1998-teatro-juarez-en-guanajuato-plata-orig-975111-MLM20482008290_112015-O

En poco tiempo, tanto Guanajuato como Zacatecas se convirtieron en importantes centros mineros y en bellas ciudades crecientes. En tan sólo 8 años, entre 1572 y 1580, su producción minera creció 6.5 veces gracias a los minerales de alta ley y a las vetas superficiales, que representaban un gran ahorro en la extracción.